Jan 10

Iliza Shlesinger

¿Qué veo hoy?

Hoy vamos a ver Confirmed Kills de Iliza Shlesinger. No es humor abiertamente sexual pero incluye referencias obvias a sexo, alcohol y drogas. Perfecto para adolescentes de entre 13 y 99 años. 

¿Quién es y qué hace? 

Cómica texana de treinta y pico años (nació en el año 83), aunque sea poco conocida en España, es muy conocida en EE.UU, tuvo su propio late-night y tiene cinco especiales en Netflix.

La reseña

En este caso no la descubrí por azar sino que el algoritmo de Netflix hizo su magia. Se empeñó en ponerme el trailer de este especial una y otra vez y, al final, terminé cayendo porque me gustó lo que se veía. 

Iliza está en las antípodas de Jim Gaffigan y, sin embargo, tienen rasgos en común: es una cómica con un acting absolutamente espectacular, no para quieta ni un solo segundo en el escenario y, si le pusieses una fitbit, seguramente tendría que ponerla a cargar al cabo de 40 minutos. Y, sin embargo, los dos han creado personajes reconocibles por su público. Iliza ha creado por ejemplo a su “Party goblin” (el duende fiestero), una criatura diabólica que habita en su interior y que se despierta siempre que oye las palabras mágicas “Salgo, pero sólo un ratito, que tengo que madrugar”. 

Y este es en buena medida el tema de Confirmed Kills, las desventuras nocturnas de Iliza, las consecuencias de consumir alcohol, las cosas que pasan en el asiento de atrás de un Uber y la búsqueda de un pintalabios en una pista de baile abarrotada. Es un humor amable, no especialmente ácido, pero ejecutado de forma impecable. Tanto su acting facial como corporal están medidos al milímetro y refuerzan cada chiste de manera impecable. Es una máquina de colarte chistes a base de dar voz a sus personajes o de añadir un gesto aquí o allá. 

Físicamente, es agotador ver el espectáculo. De hecho, termina con una rutina de 5 minutos que exige estar en plena forma para poder hacerla cada noche. ¡Qué coño! Exige ser una atleta para poder hacerla una vez a la semana. Por lo menos a mí. 

Personalmente, me quedé hipnotizado y no fui capaz de moverme de principio a fin. Tiene su carga ideológica y de género y la juega con elegancia y mucha inteligencia. Puede ser ocasionalmente agresiva, pero, en general, es un humor amable y que se basa más en la observación perspicaz y el reflejo de la realidad que en una actitud especialmente hostil hacia la vida o la sociedad actual. 

–A los tíos les encanta que parezcamos niñas, que estemos delgaditas. Porque si estás delgada no comes, si no comes tienes frío; si tienes frío, no sales de casa y, cuando no sales de casa, no votas ¡Bien! 

Claramente tiene un público devoto de fans que conocen a muchos de los personajes que ella ha ido creando a lo largo de los años o algunas de sus rutinas. Hay apariciones como la del party goblin que generan aplausos antes del primer chiste. También os confieso que lo entiendo perfectamente: ver cualquiera de sus especiales te hace querer ir a gritarle en directo. Por lo menos a mí. 


¿A qué se parece? 

Se puede parecer a Amy Schumer sin los tacos ni el sexo o a Taylor Tomlinson (de la que hablaré muy pronto)

En tres palabras

Acting, ingenio y volteretas. 

Lo mejor

Ritmo trepidante. Te agarra de las solapas y no te suelta en la hora y veinte que dura. Lo mejor de todo es que tampoco quieres que te suelte. 

Lo menos bueno

Si te molesta la idea de que las mujeres salgan de noche a divertirse, no lo veas. Si estás buscando un alegato super profundo, tampoco. Incluye chistes sobre purpurina así que, si eso te molesta… Joder, si eso te molesta, deja de leer este blog. 

¿Dónde verlo?

En Netflix tiene cuatro especiales ahora mismo: Confirmed kills, Elder millennial, Unveiled y Freezing Hot. 

Puedes degustar este vídeo corto en Youtube y te harás una idea muy buena.

ILIZA SHLESINGER

Cómo NO hacerle un dedo a alguien

Write your awesome label here.
Si te gusta la comedia y quieres aprender más sobre ella, deberías conocer nuestros cursos online y presenciales. 
Created with