Dec 17 / Jaime Bartolomé

¿Qué veo hoy? Nikki Glaser

Hoy vamos a ver Bangin’ de Nikki Glaser. El título se traduciría por algo así como “follando” así que, si lo vas a ver con tu hija pequeña, deja de leer. 

¿Quién es y qué hace?

Cómica estadounidense de treinta y tantos años conocida por su humor tirando a procaz y algo escatológico. Habla (mucho) de sexo y relaciones. Mucho. Todo el rato. Insisto: si estás con menores, abre Disney + ahora mismo.  

Bangin'

La descubrí por puro azar un sábado por la noche. Los cinco primeros minutos de Bangin´ son una degustación perfecta. Si te gustan, te gustará todo el espectáculo; si los odias, páralo y busca otra cosa porque va a ser todo exactamente así. 

Son cinco minutos dedicados a aportar su punto de vista sobre las mamadas; desde el impacto que la primera vez que oyó que un pene podía meterse en su boca hasta lo que supone hacerlas y las diferentes opciones que ofrecen. No es especialmente escatológico ni explícito, pero evidentemente no es humor blanco y habla mucho de sexo.  

Usa chistes cortos rápidos y no tiene ningún reparo en reforzar con acting lo que está contando. Y sí, eso puede incluir la masturbación, los orgasmos o el bondage. No obstante, es bastante más elegantes que otras cómicas que juegan con temas sexuales. Por ejemplo, es bastante más sutil y elegante que Amy Schumer en Inside Amy Schumer

Todo su humor tiene una estupenda carga feminista repleta de inteligencia y sátira hacia las relaciones entre hombres y mujeres que parte de una premisa en la que raramente se equivoca: los tíos desconocemos cosas tan básicas como la anatomía femenina. De ahí que tenga bloques gloriosos donde explica a su público masculino en detalle lo que hace una polla una vez está dentro de una boca, lo que supone intentar respirar, etc. 

El especial funciona muy bien de principio a fin, los chistes están muy bien estructurados y es raro que pasen cinco minutos sin que pienses por lo menos una vez “Joder, ese chiste era cojonudo”. A mí me hizo reír incluso viéndolo solo en casa, y eso tiene bastante mérito. 

¿A qué se parece?

Se puede parecer a Amy Schumer, Jenny Slate. En España a Paula Púa

En tres palabras: 

Sexo, relaciones y más sexo.

Lo mejor:

Muchísimo menos escatológico de lo que podría parecer y muy divertido. 

Lo menos bueno: 

No lo veas con tu cuñado "liberal de centro" si vota a Vox y opina que “ahora ya no se puede decir nada”. Tampoco lo veas si crees que hablar de sexo es de mal gusto, que el sexo está mal o si la palabra sexo te pone nervioso. (También te digo que si has leído hasta aquí eres masoca porque llevo seis sexos sin contar este último)

¿Dónde verlo? 

En Netflix tienes dos especiales: Bangin' y Perfect. 
VÍDEO DE YOUTUBE

Nikki Glaser en CC

Write your awesome label here.
Si estás buscando un curso para mejorar tu comedia o para descubrir cómo se escribe un monólogo, tenemos un curso para ti: 
Created with